Diseñar una página web puede parecer una tarea compleja, por eso todavía hay muchas empresas y asociaciones que siguen resistiéndose a crear su propio sitio. El Ático de las Ideas es una agencia de marketing digital en Zaragoza con gran experiencia en pymes, así que entendemos estos recelos.

Hoy traemos un decálogo con algunas de las razones que contamos a nuestros propios clientes sobre por qué crear una web para tu empresa o asociación ya no es algo deseable, sino casi obligatorio.

10 razones por las que tener página web

10 razones por las que tener página web

Internet está en el centro de todo proceso de compra

Una tendencia creciente en el marketing online es la consulta de información en internet incluso en compras locales: mucha gente va a la tienda física, mira el producto y lee opiniones o críticas en diferentes webs. Si tu empresa no tiene página web, no puede controlar esa información y probablemente acabe perdiendo al cliente.

Si no estás en internet, eres difícil de encontrar

No se trata solo de seguir una exitosa estrategia de posicionamiento SEO, sino de algo tan sencillo como aparecer en Google Maps o Google My Business. Cuando necesitamos un servicio, aunque sea tan básico como una farmacia o floristería, buscamos en Google: aparece en destacado un mapa con los servicios deseados, así que no podemos perdernos ese escaparate.

Alcanza nuevos clientes que no conocías

Incluso las empresas de mayor éxito pueden seguir creciendo. Internet es un escaparate maravilloso para mostrarte frente a nuevos clientes que no te conocían o que incluso no sabías que podrían serte de interés. Con un coste mínimo, consigues una proyección mucho mayor y permanente; no olvides que uno de los mantras de la comunicación digital es piensa global, actúa local.

Aumenta la credibilidad de tu empresa

Internet ha ido ganando usuarios hasta incluir a toda la sociedad, desde adolescentes hasta ancianos, al igual que todo tipo de empresas e instituciones. Si no cuentas con tu propia web, tu negocio pierde peso y credibilidad. ¿Acaso no confiarías más en una empresa que tiene web con fotografías de su negocio frente a otra que no tiene su propia página? Ya no solo se trata de llegar a más clientes, sino de no perderlos por una mala comunicación.

Un negocio siempre abierto

Puedes pensar en una página web como un robot: una vez que lo programas va a seguir funcionando incluso mientras tú duermes, vendiendo tus productos o consiguiendo información sobre posibles clientes. No puedes estar siempre pendiente del teléfono de tu negocio o asociación, pero sí puedes colgar información en tu web y los clientes pueden contactar contigo a través de un formulario las 24 horas del día.

Reduce gastos y gana tiempo

Piensa en la cantidad de llamadas que recibes a lo largo del día para saber el horario de la empresa, qué tipo de producto o servicio trabajáis o incluso reservar cita. Todo esto y mucho más se puede automatizar con una web, evitando costes de teléfono y, sobre todo, ganando mucho tiempo gracias a una página adaptada a las necesidades de tu negocio.

Una web no tiene que ser cara

Lo hemos dicho mil veces: donde no llega el presupuesto, debe llegar la creatividad. Hay tantas páginas web como proyectos y clientes, así que no todos tienen que costar más de mil euros. Si quieres un precio sin compromiso para esa web que llevas en mente, ¡contacta con nosotros!

Da igual lo que hagas o vendas, la web se adaptará a ti

Muchos clientes se excusan diciendo que su tipo de negocio no necesita webs, bien porque son comercios de proximidad o por el propio tipo de producto que venden. Otras veces, se trata de asociaciones que tienen un margen de acción muy limitado y, por tanto, un presupuesto casi inexistente. Hemos trabajado en páginas para todos estos clientes y hemos conseguido resultados sorprendentes, ¿por qué tu empresa iba a ser diferente?

No tengas miedo: planta cara a las grandes empresas

No todo el mundo compra siempre en Amazon o en Ebay. Las pequeñas tiendas conviven muy bien con las grandes compañías porque aportan un valor añadido que no se puede encontrar en empresas internacionales: conocimiento, trato, carisma… Aunque los grandes compitan con precio, tu empresa aporta mucho más que un simple descuento: tu página web va a reflejar tu personalidad y va a conectar con tus clientes.

La analítica web hace milagros

El tráfico que entra en tu web puede analizarse hasta el detalle, generando información muy interesante sobre tu audiencia: edad, sexo, ubicación geográfica… Además, también podrás ver qué secciones de tu negocio resultan más interesantes y cuáles podrían remodelarse: tu web ya no solo muestra los datos de tu empresa, sino que además te aporta un informe completo sobre tu negocio. ¡Una ganga!

Como puedes ver, una web aporta muchos más beneficios de los costes que supone; en serio, ponte en contacto con nosotros y verás cómo podemos ajustar el presupuesto a tus necesidades. Recuerda que estar en internet ya no es el futuro, sino el presente.

Al final cada uno tiene en su mano el poder de decidir cómo quiere orientar su negocio, sin embargo, desde el Ático de las Ideas, aconsejamos adaptarse a los nuevos tiempos, con WEBS con diseños responsive para que los usuarios tengan una mejor experiencia de navegación y que tu negocio se convierta en un punto de referencia!!

 

firma presidente

 

 

 

 

Déjenos sus datos
Nosotros le informaremos sin compromiso.

 

De conformidad con la legislación vigente en protección de datos, le informamos que los datos personales contenidos en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de Eurofontanilla SL con la finalidad de canalizar las solicitudes de información, sugerencias y reclamaciones de clientes para su gestión y resolución. El cliente puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación dirigiéndose a Responsable: David Aidi Identidad: AIDI COMUNICACION SL - NIF: B99481293 Dir. postal: URB. Residencial paraíso 9, local 50.008 Zaragoza Teléfono: 876600078 Correo elect: info@elaticodelasideas.es, en los términos legalmente previstos.

Marque si acepta los términos.