También conocido como diseño web adaptativo, el Responsive Design es una técnica de diseño web que busca la correcta visualización de una misma página web en los distintos dispositivos, ya sea desde ordenadores de escritorio a tabletas o móviles.

Antes era más común acceder a Internet únicamente desde el ordenador, pero las necesidades cambian y en la actualidad accedemos a los sitios web desde cualquier dispositivo. Por ello, es importante que la web se adapte a los diversos tamaños.

En qué consiste el Responsive Design

Esta técnica se resume en redimensionar los elementos que aparecen en la web para que se adapten a la pantalla de cada dispositivo permitiendo una correcta visualización y una mejor experiencia de usuario. El Responsive Design permite reducir el tiempo de desarrollo, evita los contenidos duplicados y, además, aumenta la viralidad de los contenidos ya que permite compartirlos de una forma más sencilla. Se trata de proporcionar a los usuarios de la web los mismos contenidos y una experiencia similar desde cualquier terminal.

Ventajas del Responsive Design

Ahora que ya conocemos en qué consiste el Responsive Design hablaremos de las razones por los que este recurso debe encontrarse en cualquier sitio web.

Mejora la experiencia del usuario

Si el usuario accede a tu página desde un dispositivo móvil y no encuentra lo que busca de forma rápida, existe más de un 60% de posibilidades de que se canse y vaya a otro sitio. En cambio, si se queda satisfecho, hay un 67% de posibilidades de que adquiera tu producto o servicio.

Acceso móvil en auge

En la actualidad, más del 50% de las personas se conecta a Internet a través de dispositivos móviles. Por ello, es importante que el diseño que encontramos para estos terminales se adecue a lo que encontrarán si entran desde un ordenador de escritorio.

Mejora la difusión en redes sociales

Casi todo el mundo accede a las redes sociales cada día. Como el acceso a las redes a través del móvil o la tableta es cada vez más frecuente, es ideal tener un sitio con Responsive Design. De esta forma, aumentan las probabilidades de que tu página web sea compartida en redes por usuarios si tienen una experiencia agradable de navegación.

En conclusión, el Responsive Design es una de las mejoras prácticas actuales a la hora de diseñar una web. Si sigues teniendo dudas sobre qué es el Responsive Design o no sabes cómo plasmarla en tu página web ven a visitarnos al Ático de las Ideas y nosotros te asesoraremos en todo lo posible.

¡Un saludo!