Seguro que te has dado cuenta de ese aviso de cookies que te sale al entrar en una web que no habías visitado. Esa pequeña notificación que tanto molesta a algunos es un requerimiento legal para notificar la tecnología de seguimiento empleada en la web. De hecho, esta notificación tiene unas características delimitadas por la normativa vigente que, de no cumplirse, puede acarrear severas penas para el propietario de la web. Pero antes de nada, ¿qué son exactamente las cookies?

Bajo el nombre de cookies se engloban distintos archivos de información que se descargan de una web la primera vez que entramos y se almacenan en nuestro navegador. Cuando visitamos una página, nuestro ordenador se conecta a un servidor para obtener los recursos que la componen (textos, fotografías, vídeos…) y, unidos a ellos, van otros archivos de control.

Estos archivos no realizan ninguna acción por sí mismos, sino que simplemente sirven para identificar el navegador de este usuario. De este modo, la próxima vez que nos conectamos al servidor, este recuerda la información de nuestra última visita. Esta tecnología hace posible que no tengamos que iniciar siempre sesión en el correo o página de compras, o que sepan qué artículos hemos visto.

Para explicarlo de una forma más sencilla, las cookies sirven para identificar nuestro rastro. Es como si, al entrar en cualquier casa, vamos dejando nuestras huellas en el suelo. Este rastro permite identificarnos, saber qué contenido hemos visitado y facilitar por tanto nuestra experiencia de usuario.

Hay miles de cookies diferentes, algunas desarrolladas por los propios sitios web y otras prestadas por Google y Facebook. Gracias a las cookies de estos servicios, podemos evaluar el rendimiento de nuestras campañas de publicidad o la procedencia de nuestra audiencia.

La proliferación de las cookies ha obligado su regulación, porque esta tecnología recoge toda nuestra navegación por internet hasta elaborar perfiles aterradoramente ajustados sobre nosotros. Mediante esta tecnología, las grandes compañías pueden adivinar nuestros gustos, patrones de comportamiento e incluso riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Para alertar de este riesgo, toda página web debe informar claramente de las cookies empleadas. De forma complementaria, también se recomienda a los usuarios gestionar correctamente su navegación por internet y eliminar periódicamente estos elementos.

Al final cada uno tiene en su mano el poder de decidir cómo quiere orientar su negocio, sin embargo, desde el Ático de las Ideas, aconsejamos adaptarse a los nuevos tiempos, con WEBS con diseños responsive para que los usuarios tengan una mejor experiencia de navegación y que tu negocio se convierta en un punto de referencia!!

firma presidente

 

 

 

 

Déjenos sus datos
Nosotros le informaremos sin compromiso.

 

De conformidad con la legislación vigente en protección de datos, le informamos que los datos personales contenidos en este formulario se incorporarán a un fichero titularidad de Eurofontanilla SL con la finalidad de canalizar las solicitudes de información, sugerencias y reclamaciones de clientes para su gestión y resolución. El cliente puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación dirigiéndose a Responsable: David Aidi Identidad: AIDI COMUNICACION SL - NIF: B99481293 Dir. postal: URB. Residencial paraíso 9, local 50.008 Zaragoza Teléfono: 876600078 Correo elect: info@elaticodelasideas.es, en los términos legalmente previstos.

Marque si acepta los términos.